Cuidar niños

Para ser una au pair se tiene que amar a los niños. La mayoría de nuestras au pairs dicen que la mejor parte del programa son las relaciones que establecen con los niños de las familias anfitrionas. Vos vas a poder ser la que reciba el primer abrazo de la mañana o estes presente en el momento que el bebé da sus primeros pasos. Esos momentos son especiales y ayudan a que tu año sea memorable y gratificante.

No sólo vas a influir en las vidas de sus niños de la familia anfitriona durante el año, sino también vas a hacer amigos que vas a recordar más allá de tu tiempo en los EE.UU..

Un año como au pair es también una valiosa experiencia laboral internacional para el futuro!

¡Solicitá información!Reunión informativa